miércoles, 15 de julio de 2009

Fresitas rojas


Hace unos meses llegó a la consulta (prácticamente arrastrado por su madre, pero llegó) un adolescente tardío.

-¿Te importaría que comentara lo de "tus fresas en mi blog"?
- Para nada, si alguien de la peña quiere venirse contigo... ya sabes.



Los padres de Rubén querían que hiciera algo para "cambiarlo", aunque fuera para trabajar en las fresas, que tiene buena imagen como labor curte-almas y endereza-pusilánimes, ahora que la mili, que al parecer cubría esas funciones, es un artefacto del pasado.

Lo llamativo es que Rubén, a su vez, quería llevarme a mí a sus "campos de fresitas".
Tuve que aclararle a unos y a otros que los psicólogos no estamos para llevar o ser llevados. Lástima que no pueda resistir la tentación. Vean las alternativas:

Opción a: convencer a Rubén, joven de 27 que vive a cuerpo gentil pagando como cuota entre tres o cuatro sermones a la semana, para que me acompañe a recoger fresas, ganando diversas contracturas y algunos sabañones, o bien

Opción b: dejarme convencer por Rubén para que lo acompañe a un campo suyo cubirto de fresitas rojas. En él nada es completamente real, pero es ahí donde reside precisamente su grandeza; nos lo podemos permitir todo.

Opción c: hacer terapia con Rubén, con los padres o con la familia al completo.


- El campito me lo montaron mis padres. Yo ahora me limito a compartirlo. ¿Tú te crees que es normal que primero me monten este "chiringuito" y ahora me digan que "me baje ya de la nube"? ¿Para qué voy a recoger fresas si ya tengo todas las que quiero? Es un laburo sin horario. Te sientas, cierras los ojos, un poco de ayudita por aquí.... y ya estás en el campito. Tumbado mirando al cielo, alargas la mano y pillas una fresita. Luego vuelves a cerrar los ojos para que no te distraigan de su sabor...

Infalible. Campos de fresas for ever.

6 comentarios:

Luz dijo...

Tendrían que advertirle a uno que hacer terapia es comparable a lo que sucede en Matrix. Uno debe elegir entre la pastilla Roja o la Azul, entre el mundo de fantasía/ilusiones o aterrizar en el mundo real.

Saludos Morfeo!

Barbarella dijo...

Fresitas fáciles de coger, dulces, hay bastantes...y seguro que crecen más...Parece que Ruben lleva muy bien la elección que ha hecho con su huertito...
la opción D: Que vaya a Terapia quien no esté contento con su cosecha..o quiera mejorar la del vecino.
Me parece muy difícil crear la necesidad de cultivar algo diferente a lo que se ha hecho siempre, le ha ido bien y no ve otros campos.
Walden se te echaba de menos.
B.

Walden dijo...

Muy bueno, Luz. Yo a los adultos siempre les pregunto: ¿Prefiere la opción normal o la rápida?

Ser consciente de la "otra realidad" como le sucede a Morfeo y sus colegas es más duro que estar dormidito manejado por maquinitas. Cuando llegan a la consulta voluntariamente, no obstante, casi todos prefieren la desconexión (a pesar de). Los que llegan arrastrados optan por la psicodelia.

Walden dijo...

He estado de vacaciones, Barbarella. Bueno, en realidad sigo de vacaciones pero ahora con un pc al alcance de los dedos.
Ruben y compañía nunca elegirán la opción D, tal y como dices, está contento con su huertecito.
Un beso.

Barbarella dijo...

Acabo de descubrir un comentario que me hiciste sobre palomitas versus gusanitos. Siento la tardanza...que tal si te lo cuento un día como entrada?
Porque mezclar ahora, fresas con gusanos y palomas, refrescos cola light o normal...va a ser un poco..¿extraño?
A cambio te dejo un regalo de unos minutos:
http://www.youtube.com/watch?v=OTH3WnMds7g

(Prefiero Serrat, pero lo elegí por las imágenes)
Un saludo.
B.

Walden dijo...

Hola, Barbarella. Queda pendiente la entrada. Gracias por el video.
Un abrazo.