lunes, 12 de noviembre de 2012

La República de Vichy: una versión española

Archivo:Bundesarchiv Bild 146-1989-107-24, Frankreich, Einsatz gegen die Resistance.jpg
Julio de 1944: miembros de la Resistencia francesa detenidos por la milicia del gobierno de Vichy.
http://es.wikipedia.org/wiki/Francia_de_Vichy

En 1940, cuando la derrota de Francia parecía segura ante el avance alemán, el mariscal Pétain firmó el armisticio con los invasores. El 1 de julio, un nuevo gobierno pronazi se instaló en la ciudad de Vichy. Este gobierno fue conocido como "La República de Vichy", presidido por Pétain, teniendo como primer ministro al ultraderechista Henri Laval. Hacia 1942, Pétain nombró ministros colaboracionistas, apoyados por los nazis, convirtiéndose en cómplice del exterminio de judios y usando a franceses opositores como mano de obra esclava. Entre 1941 y 1944 se deportaron 1.690 judíos franceses, entre ellos, niños y ancianos, hacia campos de exterminio nazis.
Clarín. Edición de octubre de 1999



Los otros días, reflexionando sobre el servilismo del gobierno del PP hacia la troika, especialmente, hacia las consignas de la banca alemana a través de su portavoz, la señora Merkel,  no pude por menos que recordar este episodio tan funesto de la historia de Francia.

En la foto de arriba se puede observar como milicianos del gobierno traidor detienen a compatriotas que están luchando por los derechos y la libertad de su pueblo y entonces me viene  la imagen de la señora Cifuentes, de los antidisturbios  golpeando a los que gritan contra las injusticias a pesar de que ellos también sufren en sus propias carnes los recortes, de los personas arrastradas fuera de sus casas a la miseria, a la calle, de los desmanes contra la educación, la sanidad, la cultura,... y comprendo que estamos de nuevo allí, con un gobierno traidor, metido en su burbuja, velando por los intereses de aquellos que están destruyendo a su propio pueblo a la vez que proclaman, como ya hiciera Helvel,  que es el mal menor, que es inevitable, que estar en el lado adecuado de la trinchera, junto a los supuestos vencedores, nos traerá un futuro mejor.

Pétain disolvió las cámaras parlamentarias de la III República y se proclamó presidente. Rajoy ha conseguido, igualmente, disolver el Parlamento por otra vía: decisiones vitales para nuestro país no han llegado siquiera a debatirse en su seno, emprendiendo a base de decretos, igual que  hizo el citado general a partir de 1940, una reforma estructural que nos devuelve a la peor etapa de nuestra historia reciente.

El gobierno de la República de Vichy sustituyó el lema "Libertad, igualdad, fraternidad", por el de "trabajo, familia, patria". Se declaró obligatorio el patriotismo y se suprimieron los partidos políticos y los sindicatos.

Hay pocas cosas que alejen ideológicamente a aquellos de éstos. Pero no acaban ahí las coincidencias. A pesar del colaboracionismo a ultranza, las concesiones alemanas fueron escasas o nulas. Los ocupantes fijaron el cambio de moneda que más les convino ( 1 marco = 20 francos), con lo que podían acceder a todos los bienes franceses, mientras éstos caían en la pobreza extrema, con cartillas de racionamiento y utilizando la economía sumergida -el mercado negro- como único medio de supervivencia.

Para sufragar los gastos de ocupación, el Tercer Reich le hacía pagar a Francia 400 millones de francos diarios. Teniendo en cuenta el cambio fijado, se entiendo el rápido empobrecimiento de la población, con la anuencia de sus gobernantes.

En los Presupuestos de 2013, los intereses de la deuda superarán los 38.589 millones, derivados en su mayor parte del rescate a la banca y a los proveedores. Una deuda ilegítima, contraída en gran medida por la banca en su afán de enriquecimiento sin límites.

Es hora de agarrarnos con fuerza unos a otros, de subirnos al "caballo cuatralbo" de Alberti y "cabalgar hasta enterrarlos en el mar".



Cada cita es una posibilidad de sumar. El miércoles es la próxima.

14-N.





8 comentarios:

Irreverens dijo...

¡¡Uuuff!!
:(

Sumada estoy al 14-N.

Besos

Walden dijo...

Un beso, Irre.

Ana dijo...

Les llevaremos la contraria.
Pero ellos son los ganadores. Al menos, durante las próximas décadas.
Un abrazo.

Walden dijo...

Espero que no, Ana.

Otro abrazo para ti.

maria jose fabregat dijo...

¡Qué pena!.
¿Por qué no tendré una varita mágica?.

Walden dijo...

Sí, una pena, aunque se existiera seguro que la compraban antes que nosotros.

Ana dijo...

¿Walden? ¿Walden?
El día a día es más duro sin tus entradas. ¿Dónde estás?
Un abrazo.

Ana

Walden dijo...

Gracias por el comentario, Ana.
He estado bastante liado. Retomo el blog.

Un abrazo.