jueves, 10 de septiembre de 2009

El día que salvé a Obama (1)


- El niño se está comportando de una manera muy extraña.
- ¿Qué quiere decir? ¿Ya no juega a la Play?
- No, eso no. Pero me grita en cuanto le digo que haga algo.

Los cazadores recolectores dedican una media de tres horas diarias al trabajo. El resto del tiempo lo comparten con su familia y amigos. En Occidente entregamos los niños a la Disney o a Santa Consola del Dedo Mágico y luego los recogemos para llevarlos a la cama o para que disfruten con una MacPolloExtra. Cuanta más larga sea la digestión, menos oxígeno en el cerebro para pensar en cosas raras.
Si un día el niño empieza a compartir SuperMario con alguna salida de tono, entonces, antes del McKing, lo pasamos por el psicólogo para que nos lo normalice.

- ¿Tiene arreglo?
- Mmmm.... ¿Tiene tv en su cuarto?
- No. Tiene un portatil, pero tv no hemos querido...
- Entonces cómprenle una y se la instalan delante de la cama.

Igual necesitan más "ventanitas". Los monitores de televisión en el cuarto tienen la ventaja de que el niño te deja descansar en el sofá viendo tus series favoritas y, lo que es más importante, dueño del mando de tv.

- ¿Y eso no será peor?
- Bueno, a corto plazo será estupendo. No lo dude. Si acaso empezará a notar que le cuesta levantarse por la mañana, pero en cuanto eso se convierta en un problema lo vuelve a traer.
- Pero ¿y el hermano?
- Le compran otra, así seguro que no se pelean.

Una vez "normalizado" el niño es indistinguible de un pokemon, pero da las buenas noches y se cepilla los dientes.

Creemos que el niño del anuncio está contento porque su papi lo viene a recoger en un cochazo, cuando el que está contento por el cochazo es el padre. Por el cochazo y porque en cuanto suelte al niño delante de Hannah Montana podrá leerse el manual del navegador de a bordo.
Cuanta más alta sea la hipoteca menos tiempo para la zona de desarrollo próximo.

- Mamá, ¿papá es también veterinario?
- No, hija, ¿por qué?
- Entonces, ¿cómo sabía lo que había que hacer para salvar a Obama?

7 comentarios:

Barbarella dijo...

Imagino que tendré que esperar a la segunda parte para entender lo de Obama...de todos modos, una crítica ejemplificada y real.
Anécdota: Unamama de un niño de dos años me pregunta en el gabinete del cole: De verdad, es malo ponerle la tele en su cuarto?, si ahora duerme mejor!

Como dicen mis chavales de ESO: Flipa!!
B.

Leonor dijo...

Ahora me has dejado con las ganas de saber la relación entre las distintas historias que cuentas.
No taaaardeees.
Un saludo. Lena

Anónimo dijo...

Hola. He llegado al blog por el título de este post que luego he visto que tiene poco que ver con lo que creía. Sin embargo tengo que felicitarte porque me ha gustado bastante. Ahora quiero saber que le paso a Obama.

Frabisa dijo...

Ha sido un placer visitarte y me ha encantado el tono irónico del post.

Concuerdo contigo en que se marea mucho a los niños para que no molesten, claro que después los padres no quieren asumir las consecuencias de lo que ellos mismos sembraron.

un saludo

Un saxofonista en mi salón azul: Lady Jones dijo...

Hola Walden... Lady Jones se queda a la espera de la segunda parte para poder seguir imaginando o concretando. Un beso.

mas de mi que de... lirio dijo...

Es por gente como tu que realmente lamento esta pausa pero me era indispensable respirar un poco para volver con algunos asuntos resueltos.
(Si realmente eres psicólogo te servirá saber que soy una persona con TLP y que me he estancado en la obsesión de un amor... cuando esto pase volveré).

Un beso enorme desde mi alma y la certeza que leeré tus post con mucha atención pero ahora me voy corriendo con mi peque que este post me sacudió la estantería jajajaja

Walden dijo...

Gracias a todos por los comentarios.
De..lirio: Ya me imaginé un poco lo del TLP cuando entré en tu blog. Una pena no haber podido leer nada de lo anterior. Cuídate.

Barb: Muy bueno lo de la tv, jajaja.