martes, 15 de mayo de 2012

Los que miran





"La Comuna (el término commune designaba y aún designa al ayuntamiento) gobernó durante 60 días promulgando una serie de decretos revolucionarios, como la autogestión de las fábricas abandonadas por sus dueños, la creación de guarderías para los hijos de las obreras, la laicidad del Estado, la obligación de las iglesias de acoger las asambleas de vecinos y de sumarse a las labores sociales, la remisión de los alquileres impagados y la abolición de los intereses de las deudas."


Durante la manifestación del sábado pasado, un conocido me comentaba que no entendía cómo había tanta gente mirando el paso de los manifestantes como si la cosa no fuera con ellos. 

- ¿Qué tendrá que pasar para que la gente se decida a implicarse?

Camus decía que quien carece de valentía, encuentra siempre una justificación, pero no estoy seguro del todo de que se trate de una cuestión de valentía. Probablemente, tampoco de desconocimiento. A mi amiga del PP, la que me enviaba un correo cada cinco minutos,   una especie de spam perpetuo sobre el diablo-bolchevique llamado Zapatero (un día le pregunté si sabía qué era un bolchevique y me dijo que sí, por supuesto: lo peor de lo peor), le envíe los otros días un email pregutándole qué opinión tenía ahora sobre  la reducción de su sueldo y  la subida del iva, los recortes, etc., y me contestó que si lo hacía Rajoy seguro que serían buenos.

En fin, una parte de la población es fiel a sus creencias - ya lo comenté en el post anterior- hasta un punto que raya el delirio, así que es lógico que comulguen con las verdades oficiales o las de su propio partido sin cuestionárselas. Lo comprendo. Las verdades colectivas unen mucho.


Prohíben permanecer en Sol más allá de las 22:00, pero esa orden sólo podrá ejecutarse si el número de ciudadanos a asaltar es lo suficientemente bajo. Bueno,.. creo. En la Comuna de París bombardearon a su propio pueblo. Para qué voy a ponerle ejemplos de estos días que ya conoce. Mejor borre la afirmación anterior. En este país no parece que los señores antidisturbios vayan a permitir cambiar la porra por un clavel o algo así. Sí, ya sé que el señor de la porra es hijo del albañil que se ha quedado sin prestaciones, pero el rol de ciudadano es sólo para cuando no está de guardia. 


- Es difícil de entender, sí - le contesté  sin más a mi compañero de manifestación.

No sé si conoce cómo influyen los que miran y callan en la violencia de todo tipo. Los niños que sufren acoso escolar lo padecen en parte por el silencio cómplice. Desgraciadamente, nunca llega Clint vestido de Jinete Pálido, ni Gary Cooper, vestido de Will Kane en Solo ante el peligro. Los demás esperan,  mirando a través de la ventana,  el desarrollo de los acontecimientos.

Creo, no obstante, que lo que más influye en la actitud, en la forma de reaccionar, es probablemente lo que vemos en otra película, Matrix, o si quiere puede remontarse unos pocos años atrás,  al guión original, lo que leemos en La República, de Platón, en el mito de la caverna, y que hace referencia  a cómo accedemos al conocimiento de las cosas:

"Una especie de cavernosa vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se extiende a lo ancho de toda la caverna, y unos hombres que están en ella desde niños, atados por las piernas y el cuello, de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza..."
http://www.webdianoia.com/platon/textos/platon_caverna.htm

Si tiene interés en profundizar sobre el tema le dejo el siguiente vídeo:



Los que están en la caverna creen que las sombras que se proyectan desde una hoguera a sus espaldas, son la realidad. 
Sí. La realidad que nos dibujan los medios de comunicación tienen un impacto notable, fugaz, pero notable y, sobre todo, ¡¡son tan fáciles de digerir!! Ponte ahora a buscar por la red, a leer bibliografía alternativa, a debatir,.. ¡¡Uuuuf, me voy a la playa!


Por si amanece nublado, le invito a visitar algunas ventanas alternativas y a echar un rato (no; a echar a Rato ya no hace falta) con este otro vídeo ilustrativo del genial Aleix Saló ( buenísimo el libro "Simiocracia", se lo recomiendo de camino)






14 comentarios:

Ana dijo...

A mí me cuesta ir a manifestaciones porque tengo claustrofobia?? o otracosafobia? cuando estoy entre una masa de gente.
Y últimamente cada vez me cuesta más a pesar de estar recortada, vilipendiada, ninguneada como profesora que soy.
¿Quizá estoy entrando en ese estado de shock que los gobiernos aprovechan para actuar impunemente contra los ciudadanos?
Un abrazo

Walden dijo...

No sé cómo no se le ha ocurrido a los gobiernos potenciar más la agorafobia o la claustrofobia, ahora que lo comentas, verdaderamente, como el resto de los miedos es un filón que no se puede despreciar.

De todas formas, Ana, puedes situarte a la cola e ir charlando de cine, que sofoca menos (al menos a mí).

Si no, avisa y en la próxima te acompaño y aprovechamos para tratarlo in situ, que por lo que veo lo vuestro no ha hecho más que empezar.

Un abrazo.

Ana dijo...

Pues es buena idea.
De paso conocería la cara de Walden, que no puede ser una pera.
Abrazos.

Irreverens dijo...

Nosotros también tenemos un amigo "incondicional" del PP que nos sale con las mismas respuestas.

:(

Lo que más me puede es que no quieran ser críticos y traguen con todo.

En cuanto a la situación general, ¿qué te voy a contar que no sepas ya?
Creo que esto solo se arregla cerrando el grifo a la especulación sin límites y poniendo a cientos de "Madoff" en la cárcel, pero precisamente nosotros no podemos hacerlo...

Si no se empieza por ahí, todo lo demás se queda en agua de borrajas.
:(

Lo siento, hoy no estoy muy optimista.

Un beso, Walden.
:)

Rune Cárter dijo...

Muy buen post.
Pues a mí me desanima mucho que la gente no se una, la gente que está igual de puteada que yo, que es casi todo el país, quitando los que nos roban de una u otra manera.
El caso es que últimamente he dejado de cabrearme con ese tema. Por un lado he comprendido que, ciertamente, muchas manifestaciones seguidas en "poco tiempo" en "estos tiempos", cansan a la gente. Me parece muy triste pero puedo entenderlo, porque la gente ve que no sirven para nada (yo discrepo).
Por otro lado he aceptado que yo tengo que hacer lo que tenga en conciencia y lo que vea mejor y si no es respaldado por otros ciudadanos no debo desanimarme porque, muchas veces, la gente necesita ver que hay quien sí se compromete para animarse a comprometerse. Es un poco triste, pero a veces es necesario, no todas las personas tienen el mismo empuje.
Estoy desanimada, sí, porque hay demasiada gente que mira y no hace nada, pero al menos estoy contenta porque yo sí fui a la manifestación, y tuve la suerte de caminar al lado de uno de los pocos políticos que admiro.
Besos Walden-pera.

Walden dijo...

Ok Ana, quedamos emplazados para que conozcas mi carapera.

Un beso.

Walden dijo...

Irre: Sí. Los otros días estuve viendo una película sobre María Antonieta. Igual deberíamos distribuirla gratuitamente entre sector del que hablas, porque hacer pasar tanta miseria a tantas personas debería tener un coste mayor que el de irse a casa con, por ejemplo, 1,2 millones de euros de indemnización.

A lo mejor hay que empezar a sustituir la "indignación" por el "cabreo" y del cabreo a la Bastilla no creo que haya tanta distancia (o al menos, a la prisión más cercana).

Un abrazo.

Walden dijo...

Rune: Llevas razón en todo lo que comentas. Me parece que hacen falta líderes carismáticos, capaces de transmitir coherencia entre su discurso y su conducta, de pasar de los despachos y las ruedas de prensa a la calle. Tengo esperanzas en algunos que veo.
Uno de los puntos fuertes del movimiento 15M es seguramente su independencia, su apuesta por las asambleas como elementos de recogida de propuestas, los grupos de trabajo, etc. También sé que es más difícil descabezar un movimiento cuando no hay cabezas visibles que descabezar, pero a pesar de todos estos argumentos, creo que podría ser bueno para aglutinar dentro y fuera, la presencia de ese/a líder.

Un tema para debatir. Si quieres te invito a la próxima barbacoa y te sumas al debate.

Un beso.

Rune Cárter dijo...

Ja! en caso de que fuera factible me encantaría dejarme invitar pero... lo veo complicado. Dejemoslo en "aún no he mirado la lotería del jueves, quién sabe" :D
Besos!

Maria dijo...

Pinché los enlaces y he visto tus vídeos. Vale la pena dedicarles un rato.

Respecto a "los que miran", decir que esa actitud nunca me ha gustado. Considero que el que mira y deja hacer es casi más culpable que el que hace. Aunque, si te digo la verdad, a veces hago un esfuerzo por comprenderlos; sobre todo, vistos los "palos" que te llevas cuando eres consecuente con lo que piensas y te implicas.

Un abrazo

Walden dijo...

Rene: Bueno, lo dejaremos para cuando toque la primi, pero que conste que las barbacoas (más bien son buffets) de las que te hablo son muy animadas.

Un beso.

Walden dijo...

María: Llevas razón, a veces cuesta mantener la coherencia. Lo que pasa es que tal y como estamos quedan pocas opciones en medio.

Un beso.

Ana dijo...

¡¡¡He ido a la mani por la educación pública!!! ¡¡¡A este paso el blog te va a quitar pacientes!!! Ve con ojo.
Un abrazo.

Walden dijo...

jaja, sí, ojalá me los quitara a todos por esa vía, así me dedico a la gastronomía.

Un beso Ana.