martes, 29 de diciembre de 2009

La ilusión como remedio





Conozco pocas cosas tan terapéuticas como la ilusión. De hecho, cuido mucho que en la composición de lo que prescribo haya siempre una dosis suficiente de ella. En la investigación, a la ilusión se la denomina placebo. Placebo es un término más científico, pero muchísimo más gris y plomizo. Cuando descubrí que el cariño que me declaró Carmen en 5º de EGB era placebo me sentí bastante mal y tuve que recurrir durante un par de semanas al consuelo de las onzas de chocolate Elgorriaga, que tenían una composición empíricamente anti-depresiva. Juré, como Escarlata, poniendo a Diós por testigo, que no volvería a dejarme seducir por ningún placebo, pero a mí me duró poco la intención y entre desdecirme o volverme ateo, opté por lo segundo. Así, ya en sexto, en pleno endurecimiento emocional, le pregunté a Joaquina si sus intensiones eran ilusionantes o me estaba dando placebo. Ella me dijo: "No sé... pero tú no te hagas ilusiones" O sea, la frase ideal para que uno no pare de beber esperanza a todas horas del día y especialmente de la noche.

La ilusión, en sí misma, es de las emociones que más satisfacción me ha proporcionado, por lo que las pocas veces en que el traje imaginado no ha coincidido con la talla real, me lo he tomado como la calderilla que se ha de pagar por seguir disfrutando de todo lo que está ahí fuera esperando para sorprenderte.
Al salir de un largo coma, un famoso paciente comentó que lo que había influido definitivamente en el cambio fue una frase que recordaba vagamente: "El paciente tiene el corazón a galope de caballo". "Comprendí, de alguna e ilusionante manera, que lo mío tenía solución, que mi cuerpo estaba respondiendo". En realidad, en el argot, el médico estaba deshauciando al paciente.

Las esperanzas de que al fin se cumplan los planes, tantas veces postergados, la ilusión del "borrón y cuenta nueva", de cruzar ese río imaginario que corta el tiempo en periodos manejables y salir impoluto y dispuesto, de perder los kilos o de ganarlos, de cortar la relación o de empezar al fin la verdadera, de que las miradas cuajen en aquello que comentan a discreción, de gastar menos o gastarlo todo, de desprenderse de las llaves que te tienen preso, de despojar a la ansiedad de su retórica amenaza, de utilizar el hoyo de la depresión para tomar impulso, de fantasear sin cortapisas aunque sólo sea porque la fantasía aún no está sujeta a derechos de autor,... Oh, la ilusión.

Mi amiga, la que ejerce de contrapunto aguafiestas, dice que levito demasiado y eso no es bueno para un psicólogo, que no está bien separar los pies de la tierra, y probablemente para muchas cosas tenga razón, pero aunque levitar no garantiza la felicidad, todavía no conozco a nadie que por no perder el contacto con el suelo haya logrado evitar el porcentaje de sinsabores que razonablemente le esté dado recibir.

Las prescripciones, las metáforas, los dibujos indescifrables, los experimentos, las conversaciones, la escucha atenta, las técnicas, las terapias estandarizadas,... todas las intervenciones de todos estos años han estado bañadas siempre en esa misma fórmula magistral .

Mi respeto y admiración a todas las que siguen luchando por ser mejores personas y, A PESAR DE los dificultades y las trampas del camino, decidieron beber un poco de ese elixir y tirar para adelante en busca de lo que están a punto de construir.

¡¡Feliz y siempre ilusionante año 2010!!












13 comentarios:

Leonor dijo...

¡Feliz año igualmente, Juan!
Realmente creo que es como cuentas, a lo mejor por eso salía tan bien de la consulta, jaja. He aprendido a levantarme del suelo de vez en cuando en lugar de dejarme arrastrar por el lodo.
Me ha gustado mucho tu entrada y la foto es estupenda ¿es tuya?

Un saludo y que te lo pases igual de bien en la consulta el año que viene.

Barbarella dijo...

mE HAS EMOCIONADO!! Hay ota cosa mejor que trabajar como ilusionista?!
la ilusión hace posible una realidad, le da color a algo gris...y si encima le añadimos una taza de sentido del humor, cocinamos nuestra vida con más sabor.
En uno de mis cumples (nota: felicitar a Abril), mis amigos por motivos de cobertura, cambio de día..etc ninguno de los 5 me felicitó y yo pensé que me estaban preparando una fiesta sorpresa...jajajajajaj, y además las excusas las recibía como "no te preocupes, ya sé que está preparado..", cuando al final me di cuenta me reí tanto, que aún sigue siendo una broma entre nosotros.
La ilusión puede ser un un remedio, o elegirla como opciín de vida.

Guau!!! Aora seguro que suena en alguna parte "Arriba los corazones" de A.F.
Te deseo un año saludable en tu mente, en tu cuerpo y en tu corazón.
B.
Disfruté muchísimo con tu lectura.
!!!Vivan los comentarios largos!!!
B.

EMPOWERING TECHNOLOGY dijo...

INFORMACIÓN DE WINDOWS:
LAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA EN EL COMENTARIO DE BARBARELLA SÓLO SE DEBEN UNA IMPULSIVIDAD EN EL TECLADO, QUE PRODUCE ERRORES TÉCNICOS.

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

MR. WALDEN! Qué buena entrada! Qué bien expresado lo que Lady siente y piensa, qué bien que haya otros yos en el mundo, jajajaj, además a Lady, también le gustaba el chocolate Elgorriaga, pero le pillaba la fábrica bastante más cerca (jeje).

Ojalá este 2010 sea maravilloso y si no,... siempre nos quedará la ilusión. (No decía esto Humprey o qué?)

Un besazo de chocolate blanco, o de bombón de licor de Elgorriaga rellenito de Cognac o Kirtch(eran los mejores).
LADY JONES

Un saxofonista en mi salón azul dijo...

Jajaja, perdón, acabo de leer los comentarios (lo hago siempre después para decirte primero lo que yo quiero decir sin influenciarme, ¡hostia! estoy de atar, eh?). Y Lady Barbie me mata, esta como una cabra. Es una forma de ver la vida genial.
Pero lo que me ha hecho volver es el siguiente comentario... el de Windows, díme que no te has reído... Si tenemos a la Rae siguiéndonos los talones...

Más besos, a ver si con el licorcillo matamos el bicho de la ortografía... jajajja

Gabriela dijo...

Walden como habrás leído en mi blog, yo he vivido desde muy joven de las letras. Me he ganado el pan, la alegría y el sufrimiento escribiendo. He conocido a personas maravillosas y a otras no tanto. He entrevistado a gente famosa y gente anónima. He hecho muchísimos cambios en mi vida que me han hecho crecer, aunque para ello tuviera que volver al comienzo de la escalera y subir uno a uno los escalones una y otra vez. Y en este último año he descubierto mucho, entre eso tu blog. Y lo he empezado a seguir porque siempre me atrajo la psicología, aunque me he dedicado al periodismo. Y debo decirte que he encontrado en tus entradas cosas que me han hecho pensar y disfrutar. A esto agrego que este escrito me ha parecido delicioso. En verdad lo he disfrutado al máximo. Tengo la sensación de que cada letra que conforma una palabra ha salido de lo más profundo de vos. Y me ha permitido pensar en que, en estos momentos, un poco de ilusión refuerza mi vida, en un fin de año que está apareciendo con noticias tristes y con mucho camino por andar. Desde allí me has ayudado muchísimo.
Te deseo lo mejor para el año que vendrá.
Gabriela.

La chica de la farmacia dijo...

¡Qué hermosa entrada!

Hola, padrino, ¡¡¡¡feliz 2010!!!!

Perdón por la llegada un poco tarde. Quería contarte que te leí al ratito de publicar esta entrada, que la imprimí y la llevé a la farmacia para compartirla con M, y que a las dos nos hizo lagrimear un poquito. Siempre encuentras la forma de hablar de temas imprescindibles en nuestras vidas con un toque dulzón, y eso se siente como un mimo.

¡Gracias! Por esta entrada y por todas las anteriores. Gracias por hacernos pensar y rever nuestro interior. Gracias por estar allí y por continuar en este nuevo año, que seguro vendrá con entradas mágicas y palabras dulces para que sigamos afirmando lo sabrosa que es la vida cuando una tiene el placer de leerte.

Disfruta de este día y de los 364 que vendrán.

Un besoabrazo grande y mucho mucho cariño.

Walden dijo...

Hola Leonor, me alegra que hayas aprendido a levantarte. Probablemente, en eso consista todo. La foto es mía, sí. Un día, en Marsella, entramos en una tienda de golosinas llena de colores. La cara de ilusión de mi hija es similar a la que se me quedó a mí. Un beso. Espero que sigas igual de bien.

Barb.: Llevas razón: es la mejor profesión y además se puede ajustar a casi todas las profesiones. Muy descriptivo lo que te ocurrió, jaja, yo hubiera pensado igual. También estoy de acuerdo en lo de la opción, sólo que esa es personal y en la consulta me dedico a suministrarla como parte del remedio.
Un beso y que tengáis un buen año.
(es fantástico que Microsoft se preocupe tanto de ti)

Lady: A ti te caerían más cerca pero yo los tenía siempre en la despensa, que viene a ser lo mismo. Los rellenos de alcohol eran los mejores, especialmente después de haber tomado algún chupito de Quina Santa Catalina o similar.
Beso de chocolate también para ti.

Gabriela: Eres muy amable. No dejes de escribir. Particularmente a mí me gusta encontrar pedacitos de mujeres en formato de historias tal y como lo haces tú. Te sigo.

Ahijada: ¡Vaya, con la confianza se empieza a llegar tarde! Gracias a ti por estar ahí y dejarnos conocer un poquito de lo que ocurre dentro de ese volcán de ilusioines.
Otro besoabrazo para ti. Espero que hayas disfrutado de tu cumple.

Frabisa dijo...

Hola, Walden!!!

Feliz año 2010!! Piendo como tú, la ilusión y la esperanza ha de alumbrar nuestros días o en caso contrario todo sería más gris y triste.

Te deseo lo mejor.

un beso

La chica de la farmacia dijo...

¿Sabes? En el 2009 tenía un padrino que escribía bonito, que hablaba de las ilusiones y que me contaba que era un adulto idealista mientras me recomendaba libros y películas... si lo ves por ahí ¿le dices que hace falta? Su ahijada manda a decir que lo extraña.

De paso, te dejo un beso y una sonrisa =)

Hoy tengo ganas de leerte. Ando con un SCPM, no sé si sepas qué quiere decir, pero espero que al menos lo intuyas... y ya estoy a punto de llorar :(

En fin... espero leerte pronto...

Walden dijo...

Hola Abril, imagino que será el Síndrome pre lo habitual y que te pone un poco melancólica. Si es así ya habrá pasado, espero.

He estado liado con los regalos de Reyes y buscando setas por el campo (me han traido un hermoso sesto porta setas) y haciendo fotos a los gnomos que se esconden debajo de los amanitas muscaria.

Gracias por el comentario.
Un besoabrazo para ti.

Anónimo dijo...

Cuando abra la puerta y me asome a la escalera, sabré que abajo empieza la calle; no el molde ya aceptado, no las casas ya sabidas, no el hotel de enfrente; la calle, la viva floresta donde cada instante puede arrojarse sobre mí como una magnolia, donde las caras van a nacer cuando las mire, cuando avance un poco más, cuando con los codos y las pestañas y las uñas me rompa minuciosamente contra la pasta del ladrillo de cristal, y juegue mi vida mientras avanzo paso a paso para ir a comprar el diario a la esquina.
(Cortázar, by Samuel. Feliz año a todos)

Walden dijo...

¡Cómo amo a Cortazar!. Gracias, Samuel. Que tengas un buen año tú también.